Visita nuestra página de Facebook
Visita nuestro perfil de Twitter
Visita nuestro canal de YouTube

Esta web incluye contenido para personas sordas

COMUNICACIÓN

Noticias

• El objetivo es sensibilizar a la sociedad y a los poderes públicos para que se trabaje en medidas que aseguren la igualdad de oportunidades reales para el alumnado gitano.

La Fundación Secretariado Gitano presenta el primer pupitre que lucha contra el abandono escolar

• 6 de cada 10 niñas y niños gitanos abandonan antes de terminar la Secundaria Obligatoria, frente a 2 de cada 10 del conjunto de la población. Entre los múltiples factores que provocan esta situación figura la ausencia de referentes, las escasas expectativas y confianza en sus capacidades o la segregación escolar.
• Con "El Pupitre Gitano" la Fundación Secretariado Gitano reclama medidas específicas y un plan de choque contra el abandono de las aulas, que favorezca el éxito escolar, y garantice la continuidad del alumnado gitano en el sistema educativo.
• La campaña ha comenzado con una presentación a la Ministra de Educación, Isabel Celaá, en la sede del Ministerio de Educación y ha continuado con un acto de calle en el que se ha convocado a representantes públicos, políticos y políticas, representantes de ONG, entre otros.

16/09/2019

La Fundación Secretariado Gitano ha presentado hoy “El Pupitre Gitano”, el pupitre creado específicamente para mostrar las dificultades a las que se enfrentan a diario niñas y niños gitanos en el sistema educativo y que les conduce a un abandono temprano; dificultades que muchas veces resultan invisibles para el resto de la sociedad. El objetivo es la sensibilización de la sociedad y las administraciones públicas sobre la necesidad de garantizar el derecho a la educación y la igualdad de oportunidades reales para el alumnado gitano. 

El pupitre, que a primera vista parece normal, está diseñado con diversas imperfecciones (patas de cojean, inclinación de la mesa, etc.) que representan las distintas causas y barreras que tiene que superar el alumnado gitano en su día a día, como pueden ser la segregación escolar, la falta de referentes, las escasas expectativas de éxito, o los estereotipos, entre otras. La realidad es que 6 de cada 10 niñas y niños gitanos (un 63,4%) abandonan sus estudios antes de terminar la Educación Secundaria Obligatoria frente a 2 de cada 10 del conjunto de la población.

Mayte Suárez, del equipo de Dirección de la Fundación Secretariado Gitano, ha afirmado durante la presentación que estos “alarmantes porcentajes demuestra que son necesarias medidas específicas y es urgente un plan de choque contra el fracaso y abandono escolar que garantice la continuidad del alumnado gitano en el sistema educativo. Sin el título de la ESO, sus posibilidades de progreso en el futuro se ven totalmente mermadas”. 

Según datos del Estudio comparado sobre la situación de la población gitana en España en relación al empleo y la pobreza que presenta la Fundación Secretariado Gitano a finales de este mes de septiembre, únicamente el 17% de las personas gitanas tienen estudios de Secundaria Obligatoria o superiores, frente al 77% del conjunto de la población general, lo que evidencia la brecha existente. Respecto a estudios superiores, solamente el 3% de las mujeres gitanas y el 5% de los hombres poseen titulación superior, frente al 50% de hombres y mujeres de la población general.

En este sentido, Mayte Suárez ha indicado que los últimos datos evidencian un “cierto avance”: En 2005 el 6,4% de la población gitana había alcanzado (o superado) los estudios secundarios obligatorios; en 2011 esta cifra aumentó al 10% y en 2018 el 17% lograba finalizar sus estudios. No obstante, Suárez ha destacado que “aún hay mucho por hacer y el progreso es muy lento”, y ha señalado la responsabilidad de los poderes públicos para garantizar el derecho a la educación, también del alumnado gitano. Suárez ha apelado a la posibilidad de una reforma educativa que contemple la situación del alumnado gitano y dé una respuesta específica, incorporando un Plan de choque contra el fracaso escolar y medidas para revertir y combatir la segregación escolar que afecta a niñas y niños gitanos. 

En el acto de lanzamiento de la campaña, “El Pupitre Gitano” se ha colocado en el centro de Madrid para sensibilizar también a la ciudadanía, invitándola a sentarse en él y a sentir en su propia piel las imperfecciones. El pupitre viajará ahora por España para extender la acción de sensibilización y visibilizar una realidad desconocida para la mayoría. 

La campaña cuenta con un site informativo , que muestra testimonios de jóvenes gitanos y gitanas que están estudiando, además de contenido gráfico y audiovisual para profundizar en el tema. 

Imperfecciones incómodas


Durante la presentación a la ministra, Miguel Jiménez, orientador educativo de la FSG y Lola Romero, del grupo de jóvenes gitanos Embajadores por la Educación de la FSG, han sido los encargados de contar su experiencia personal en torno al sistema educativo, analizando una a una las diversas imperfecciones del pupitre. Dichas imperfecciones representan un símil de los factores y barreras tanto individuales como educativos y socioeconómicos que, en su mayoría, tienen que ver con la falta de oportunidades a las que se enfrenta el alumnado gitano por pertenecer a una minoría étnica muy estigmatizada y cuya escolarización ha sido tardía históricamente.


Algunas de las barreras más frecuentes a las que se enfrenta el alumnado gitano son la falta de medidas de orientación, apoyo y refuerzo educativo adaptadas a las necesidades del alumnado gitano para asegurar que terminan la etapa obligatoria y continúan estudiando; la segregación escolar que se produce en muchos centros educativos y en aulas, esto es, donde se concentra un alto porcentaje de alumnado gitano, o las  escasas expectativas y confianza en sus capacidades por parte de su entorno, el profesorado, su familia y ellos mismos por lograr el éxito educativo. La corta trayectoria educativa en muchas familias gitanas conlleva una escasa valoración de los estudios y la ausencia de figuras referentes a las que seguir.


Las situaciones de pobreza y exclusión, que afectan a muchas familias gitanas, suponen una desventaja más, que se une a la mala imagen social y la discriminación que todavía persisten hacia la comunidad gitana.

< Volver