Visita nuestra página de Facebook
Visita nuestro perfil de Twitter
Visita nuestro canal de YouTube

Esta web incluye contenido para personas sordas

COMUNICACIÓN

Noticias

La ONU reconoce el 4 de enero como Día Internacional del Braille

ONCE

ONCE

04/01/2019

La ONU ha reconocido la fecha del 4 de enero como Día Internacional del Braille, según acordó en su reunión del 17 de diciembre de 2018, el correspondiente comité de Naciones Unidas. Este viernes 4 es la primera vez que se celebra oficialmente este día.

Con esta decisión se da respuesta a una larga y esforzada reclamación de las personas ciegas de todo el mundo, también de la ONCE, para fijar este reconocimiento en la fecha del nacimiento del creador de este sistema de lecto-escritura, el francés Louis Braille, según ha reconocido el presidente de la Unión Mundial de Ciegos (UMC), Fredric Schroeder.

El vicepresidente de la UMC, el español Fernando Riaño, ha expresado también su satisfacción por la resolución de un asunto relevante, “que viene trabajándose desde hace años y en el que se ha puesto mucho cariño, trabajo y energías por parte de muchas personas”.

En su opinión, ahora hay que “seguir avanzando en todos aquellos aspectos donde el braille esté presente; en su relevancia e impacto a nivel institucional”, afirma Riaño, porque constituye “un paso importante, tanto por lo que significa y simboliza como desde la perspectiva de los derechos, el acceso a todo tipo de información, educación, etc. para las personas ciegas”.

Fernando Riaño ha querido transmitir su “enhorabuena a todos por este nuevo hito en el que -sin duda- hay un legado e impacto directo del trabajo de la ONCE”.

Desde la ONCE se ha impulsado el uso del Braille con el objetivo de que los afiliados a la ONCE y el resto de la ciudadanía puedan conocer y disfrutar de este código de lectoescritura desde todos sus ángulos: el educativo, el cultural, el uso del braille en la vida cotidiana, en el ocio y en muchas otras vertientes.

Así, el conocimiento y el uso del Braille han entrado en universidades, bibliotecas públicas, restaurantes y en la sanidad, y está presente en envases de productos –especialmente alimenticios y de limpieza-, botoneras de ascensor, etc., con lo que supone para la mejora de la vida cotidiana de las personas ciegas.

< Volver