Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Plataforma de ONG de Acción Social | Noticias | La Reforma de las Pensiones: "Una disminución progresiva del poder adquisitivo de los pensionistas que podría ser de hasta el 20% en 2050"
X Solidaria. En tu Declaración de la Renta marca 'Fines Sociales' III Plan Estratégico del Tercer Sector Social Ciudadanía Activa

Esta web incluye contenido para personas sordas

Noticias

Entidades miembro

La Reforma de las Pensiones: "Una disminución progresiva del poder adquisitivo de los pensionistas que podría ser de hasta el 20% en 2050"

Entrevista a Luis Martín Pindado, presidente de UDP, sobre la Reforma de las Pensiones aprobada en diciembre de 2013.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir noticia

¿Qué supone la nueva Reforma de las Pensiones aprobada en diciembre de 2013?

Lo más llamativo de esta reforma es que por primera vez se desvincula la subida de las pensiones con el IPC, lo que supone una disminución progresiva del poder adquisitivo de los pensionistas que podría ser de hasta el 20% en 2050, con un recorte anual acumulativo del 0,47% durante los primeros años.

Pero, además para las nuevas pensiones se incluye la variable de la esperanza de vida o factor de sostenibilidad para calcularlas, reduciéndose a medida que ésta aumente.

Ambas medidas abocan al empobrecimiento de las personas mayores y a su exclusión social, impidiéndolas vivir con dignidad e independencia, especialmente tal y como proponen, cuando la persona va haciéndose más mayor y las posibilidades de caer enferma y necesitar más apoyo se incrementa. Esto supone un claro incumplimiento de los Principios a favor de las Personas de Edad, aprobados en Asamblea General de Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1991, y que son de obligado cumplimiento para todos los países que forman parte de la ONU, entre ellos España.

 

¿De qué manera les va a afectar a los/las pensionistas?

Esta no es una reforma que únicamente afecta a los pensionistas, sino a toda la sociedad. Actualmente en el 27,25% de hogares españoles el sustentador principal es una persona mayor de 65 años que cobra una pensión.

Según datos de la última Encuesta de Presupuestos Familiares, publicada en julio de 2013, más de la cuarta parte de los hogares españoles tiene que dedicar más de la mitad de presupuesto a cubrir sus necesidades básicas, y la perspectiva es que el gasto aumente con nuevas subidas de servicios básicos y disminuyan los ingresos, está claro que su capacidad de gasto se va a reducir notablemente.

Y si la cuarta parte de la población reduce sí o sí su gasto en ocio, compra de bienes duraderos, vestimenta, calzado etcétera tendrá seguro un impacto económico negativo.

Por ejemplo, si antes una pareja de personas mayores podía financiarse un viaje social o la estancia en un balneario ahora ni pueden. Bueno una pareja no pasa nada, pero si usted multiplica esta situación por 50 o por 100  el impacto en la economía de las empresas que daban servicio a esos viajes va a ser negativa, con la reducción de puestos de trabajo, etc.

Pero, además debemos tener en cuenta que a partir del 2019 cuando empiece a aplicarse el  factor de sostenibilidad  en las jubilaciones, se tendrá en cuenta también la esperanza de vida en el momento de la jubilación, además de los años de cotización, la edad y las bases de cotización.

 

Si ya no se revalorizan las pensiones según el IPC, ¿Cómo se actualizan ahora?

Esta nueva fórmula hará que en 2014 los pensionistas vean incrementar sus pensiones solo un 0,25 % (menos que la inflación, por lo que se producirá una pérdida de poder adquisitivo). Así seguirá revalorizándose hasta que las cuentas de la Seguridad Social superen el déficit y la situación económica del país lo permita. En años de bonanza, la revalorización alcanzará un máximo: el IPC más el 0,5 % al año.

Actualmente la prestación media de un jubilado, está alrededor de los 13.746,88 euros al año, repartida en 14 pagas de 981,92 euros. Con la estimación del Gobierno (inflación del 1%), la pensión de 2019, año en que empezará a aplicarse el factor de sostenibilidad, será 638 euros inferior a lo que sería si no se aplica la reforma.

 

¿En qué consiste el factor “sostenibilidad” para los nuevos pensionistas? ¿Cuándo se aplicará?

El factor de sostenibilidad vincula la esperanza de vida a la cuantía de la pensión inicial, a la de los nuevos pensionistas y empezará a aplicarse a partir de 2019. Además será revisable cada cinco años para actualizarlo con los datos de esperanza de vida.

Este factor de sostenibilidad, es un factor que siempre restará sobre el importe de la pensión puesto que la esperanza de vida va en aumento a lo largo del tiempo.

En la proyección de la esperanza de vida a los 65 años, en el año 2051 la esperanza de vida de los varones alcanzaría 24 años más (hasta los 89) y en las mujeres  27,3 años más (92,3), casi seis y cinco años más que en la actualidad.

 

¿Hay alguna variación en cuanto a la edad necesaria para la jubilación o respecto a los años de cotización que son necesarios?

No. Seguirá aumentando de forma progresiva hasta el año 2027, cuando quedará fijada en 67 años.

 

¿Hay novedades en esta reforma respecto a las prejubilaciones anticipadas?

El Real Decreto-ley, aprobado por el Gobierno en Consejo de Ministros en marzo de 2013 y que lleva por título 'Medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo', regula las jubilaciones anticipadas actuando sobre la edad de acceso, los años de cotización exigidos y los coeficientes reductores que se aplicarán a la pensión por cada año de adelanto a la edad legal de jubilación.

En concreto, y en lo que respecta a la jubilación anticipada de carácter voluntario, a la que podrán acogerse los trabajadores de todos los regímenes, se eleva a 35 años el periodo mínimo de cotización para poder acceder, siempre que el importe de la pensión a percibir resulte superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado por su situación familiar al cumplimiento de los 65 años de edad. En caso contrario, no se podrá acceder a esta fórmula de jubilación anticipada.

Además, la edad para acceder a la jubilación anticipada voluntaria se establece en dos años antes de la edad legal, es decir, 63 años y un mes para 2013, que se irá incrementando de manera progresiva, hasta alcanzar los 65 años en 2027, año en el que la edad legal de jubilación alcanzará los 67 años.

En este mismo Real Decreto se regulaba la jubilación anticipada forzosa y la jubilación parcial con novedades para compatibilizar trabajo y pensión previo cumplimiento de los siguientes requisitos: Que acceso a la pensión haya tenido lugar una vez cumplida la edad que en cada caso resulte de aplicación (no pueden acceder los jubilados anticipadamente). Y que el porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100%.

 

¿Qué medidas ha propuesto UDP al Gobierno para garantizar el sistema de pensiones actual?

Entre las medidas que presentamos en su día al Secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, estaba la de avanzar hacia un sistema mixto de financiación de la Seguridad Social. El déficit de la Seguridad Social se debe complementar con los presupuestos generales del Estado, vía impuestos indirectos, quien más consuma, que más pague) o directos (quien más tenga, que pague más).

El sistema de la SS forma parte del Estado y como tal tiene que ser financiado como cualquier otra "pata" del mismo, como puede ser la sanidad, la educación o la defensa, no solo con las cotizaciones de los trabajadores y los empresarios... por ahí es donde deben ir los tiros. Así se hace en varios países de la Unión.

También hay que incentivar con más desgravaciones y ayudas públicas a las empresas que mantengan trabajadores mayores de esta edad.

Así como establecer nuevas fórmulas que permitan compatibilizar de manera flexible la realización de trabajos remunerados y la percepción de una pensión y apoyar las iniciativas emprendedoras de las personas maduras, con medidas fiscales y administrativas.

Son todas medidas que permiten a aquellos mayores que lleguen a la edad de jubilación, seguir trabajando si así lo quieren sin perder por ello derechos, y siguiendo como cotizantes de la Seguridad Social.

Algunos dirán que para eso ya están los millones de jóvenes preparados y desempleados, pero esto no es una lucha Intergeneracional, esto es una pelea contra el déficit de la Seguridad Social.

Las cifras son indiscutibles, según la Proyección de Población de España a Largo Plazo, del INE en el año 2049 los mayores de 64 años constituirán el 31,9% de la población total frente al 17,3% actual, alcanzando los 15 millones de personas.

La población en edad de trabajar de 15 a 65 años se reducirá en más de seis millones: de los más de 31 millones del 2009 se pasará a los 25.741.459 habitantes.

Por lo tanto, en el 2049 por cada 1,1 persona en edad de trabajar habría otra inactiva (mayor de 65 años o menor de 16). Y esto está ahí a la vuelta de la esquina, dentro de 35 años todos aquellos que tienen ahora mismo de 30 para arriba van a tener muy difícil cobrar una pensión.

Las Reformas que deben hacerse definitivamente y que tendrían que haberse hecho ya en tiempos de bonanza, porque estas proyecciones no son nuevas, tendrían más que ver no tanto en recortarnos derechos a los pensionistas de ahora, sino en modificar el sistema productivo, crear empleo de calidad, con buenos sueldos para que la gente tenga capacidad de gasto, y cotizaciones altas.

Que se premie a la economía productiva, no a la especulativa; que se adelgace la administración pero no de educadores o médicos, sino de altos cargos, y coches oficiales…

La responsabilidad del Gobierno actual no está solo en sacarnos de la crisis, sino además porque nos hemos quedado sin tiempo, crear las bases para que los mayores de dentro de 55 años tengan garantizados sus recursos y puedan llevar una vida digna y plena. Y ahí donde todos, políticos, empresarios, sindicatos, ONG y ciudadanos debemos trabajar.

 

Noticias relacionadas:

"La pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas españoles ha sido constante en los últimos tres años"

Luis Martín, presidente de UDP: "Sin un nivel de ingresos adecuado, no es posible el ejercicio del envejecimiento activo"

Agenda

Mes siguiente
Mes anterior

Recibe nuestras novedades

(un email al día como máximo)

con la colaboración de

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

© 2016 Plataforma de ONG de Acción Social | Aviso legal | P. cookies

c/ Tribulete nº 18, 1º 28012 Madrid
Tel: ( +34) 91 535 10 26 | Fax : ( +34) 91 535 05 82
Email: info@plataformaong.org